Nos hacemos nuestra casa: La Casa Friscia, Córdoba

13.07.2011 | .

Construir una casa es un trabajo que casi siempre queda entre cliente y arquitecto. Sin embargo, desde hace ya unos años, gracias a los blogs es mucho más sencillo compartir esta experiencia, no sólo con familiares o amigos, también con otra personas que interesadas en hacerse su casa, buscan información en Internet.

Uno de nuestros clientes optó por contar la construcción de su casa desde incluso antes de comenzar las obras: “Nos hacemos nuestra casa”. Se trata de La Casa Friscia un proyecto que arranca en mayo del año 2009 y que en la actualidad está en proceso de construcción.

Nos hacemos nuestra casa. La Casa Friscia, Córdoba

En Taller de Arquitectura el proceso para proyectar una vivienda empieza con unas breves explicaciones de los futuros clientes acerca de sus necesidades más evidentes: cuántas habitaciones, cuántos baños, espacios más importantes para vivir la vivienda, para recibir a los amigos… pero en el caso específico de estos clientes iniciamos una costumbre que hemos repetido con otros, se trató de que nos escribieran un texto realmente íntimo de cómo querían vivir su futura casa. El propósito era evidente, conocerlos más profundamente desde el principio para proyectar la vivienda aún más cerca de sus necesidades e ilusiones.

Aunque teníamos este interesante texto explicativo, el proyecto de la vivienda pasó por numerosos estadios intermedios, diferentes soluciones que se fueron afinando sucesivamente. La verdad es que éste es el proceso natural que llevamos con casi todos los proyectos que llegan al estudio, trabajar, trabajar y trabajar hasta llegar al punto definitivo que cumpla tanto con nuestras expectativas profesionales y personales como, por supuesto, con las de los clientes.

En el blog se explica muy bien todo el proceso, con un lenguaje claro y sencillo para personas que no son técnicos relacionados con la construcción; aunque obviamente no se trata de una guía de construcción. Tampoco en él se puede explicar el gran número de planos, croquis, imágenes digitales y maquetas que hay que realizar hasta llegar al proyecto con el cual se construirá la vivienda; ni que decir tiene la cantidad de visitas que se realizan para dirigir la obra, al menos una por semana, cuando no dos; además de las reuniones con empresas suministradoras, personal técnico de otras administraciones públicas…

A pesar de la claridad de ideas y facilidad con la que se enseña la casa en el blog, para llegar a resultados óptimos en todos los aspectos, en realidad se trata de un trabajo muy complejo que necesita de la gestión y guía de buenos profesionales.

2 comentarios

Deja un comentario