Como se explica una casa: la importancia de las ideas en la arquitectura

05.10.2011 | .

Uno de los momentos más importantes que tienen lugar en la relación entre arquitecto y cliente es el de la explicación del trabajo que se ha realizado. Durante la primera reunión, el arquitecto expone ante el cliente no sólo unos planos muy esenciales, también las ideas fundamentales de las que se compone el proyecto. Es obvio que el resultado de la primera reunión es capital para el transcurso de todo el trabajo, depende de ello no sólo la pericia del arquitecto para explicar correctamente el proyecto, también evidentemente de la calidad de ideas y  planos.

Croquis y acuarelas realizadas por Alvaro Carnicero

Se hablan mucho de las “ideas de los arquitectos”, algo así como divagaciones profundas de la imaginación de una persona, sin embargo, son conceptos más concretos y cercanos a la realidad de lo que pensamos, como por ejemplo: espacios abiertos para tener mayor transparencia, proporcionar sensación de amplitud, conveniencia de mayor o menor iluminación, ventilar correctamente las habitaciones dependiendo del uso, volcar los espacios hacia el exterior más agradable, hacer más cómodos los espacios de estancia, proteger la intimidad del hogar de miradas indiscretas del exterior, preparar espacios para usos inesperados…  en definitiva, conseguir condiciones óptimas para la futura vivienda siempre dentro de las necesidades y peticiones del cliente.

Estas ideas, conceptos o intenciones, llamémosle como queramos, son incluso tan importantes o más que los planos del proyecto; digamos que las medidas y la disposición de algunos espacios pueden cambiar, de hecho a lo largo de la redacción del proyecto los cambios sobre la planimetría puede producirse en varias ocasiones; pero las ideas del proyecto deben mantenerse al ser las que verdaderamente proporcionan sentido común que la vivienda necesita, tanto en su forma como en su uso, distribución, estética…

Son muchos los recursos que un arquitecto puede utilizar para explicar esas ideas. En nuestra última reunión con clientes hemos recurrido a esquemas con formas y figuras fáciles de entender. Compaginándose a cada uno de esos esquemas hemos utilizado dibujos para ilustrarlos, un recurso tan sencillo de realizar como efectista y útil. En tercer lugar hemos pasado a los planos de planta, con todo el trabajo anterior es más fácil entenderlos cuando ya se tiene en la cabeza una visión completa de las ideas del proyecto. Para finalizar también hemos utilizado “renders” (imágenes virtuales realizadas por ordenador). Estas son imágenes mucho más complicadas en su confección; también en su interpretación, por eso es mejor dejarlas para el final, cuando todas las explicaciones sobre el proyecto están bien asentadas.

No quiere decir que esta sea la única forma de explicar un proyecto, seguramente hay tantas como arquitectos haya. Lo que realmente importa es transmitir correctamente las ideas, al tiempo que tener una buena sensación de confianza con el cliente, algo especialmente importante para nosotros, lo cual buscamos desde la primera reunión.

Por lo tanto, al principio, podríamos pensar que lo más importante de estas reuniones son los planos, sin embargo estos no lo son tanto como las ideas que contiene y sin las cuales aquellos estarían vacíos de sentido. De hecho se evidencia en nuestra forma de trabajar esas ganas de descubrir junto a nuestros clientes las ideas que aporten al proyecto tanto sus necesidades, como esos nuevos factores que lo enriquezcan.

11 comentarios

Deja un comentario